MIS HABILIDADES LABORALES. PRESENTACIÓN

habilidades laborales

Camina al éxito profesional. ¿Quieres mejorar?

Mis Habilidades Laborales es un sitio web que nace con el objetivo de facilitar a las personas que están en proceso de búsqueda activa de empleo y, en especial, a los jóvenes que buscan su primer empleo, el desarrollo de las habilidades laborales llamadas “tempranas”, es decir, aquellas conductas y actitudes que las organizaciones empleadoras van a demandarle en mayor medida como condición necesaria para su óptima integración laboral.

El propósito es publicar contenidos que ofrezcan a los buscadores activos de empleo consejos, orientación y formación aplicada al entorno profesional que actúen como facilitadores para la adquisición y refuerzo de las competencias, personales y profesionales, que las organizaciones demandan, a veces por encima de las competencias puramente técnicas.

Mis Habilidades Laborales se dirige a las personas desempleadas que desean mejorar sus oportunidades de trabajo, tanto en España como en los países del marco económico europeo.

Partimos de 3 grandes ejes en el planteamiento del camino hacia el éxito profesional

1. LA PERSONA
¿Quién soy? ¿Cómo pienso? ¿Qué sé? ¿Cómo actúo? ¿Cómo me relaciono? ¿Qué me motiva?

2. LA CONDUCTA
¿Qué comportamiento se espera de mí? ¿Cuál es su importancia para mi trabajo? ¿Qué componentes tiene? ¿A qué nivel he de realizarlo?

3. EL CONTEXTO
¿Identifico y valoro cada situación para responder adecuadamente a ella? ¿Soy capaz de adaptarme con rapidez?
¿Qué me afecta más de mi entorno? ¿Cómo me afecta?

MEJORAR PROFESIONALMENTE

¿Sabes como alcanzar los objetivos? ¿Conoces lo que quiere el cliente antes de que él lo diga?¿Sabes cómo dar una mala noticia y evitar reacciones negativas? ¿Eres capaz de afrontar el conflicto dentro de un equipo?

Aquí puedes encontrar las respuestas a estas y otras muchas preguntas. ¿Que nos limita profesionalmente? encuentra y aprende a solucionar los retos del día a día.

LA IMPORTANCIA DE LAS HABILIDADES LABORALES

Las organizaciones necesitan incorporar continuamente nuevo talento a sus estructuras productivas para alcanzar sus objetivos de negocio.

Independientemente de los conocimientos técnicos que se le exijan a la persona candidata (su naturaleza, su complejidad, su amplitud…), necesitan de él/ella que posea también ciertas habilidades que le ayuden a adaptarse lo mejor posible a su nuevo entorno de trabajo.

Esta estrategia de reclutamiento de nuevo talento es especialmente destacable en el caso de la contratación de jóvenes. Lo que demanda la empresa u organización son jóvenes que ya posean determinadas habilidades y competencias, por haberlas desarrollado o adquirido anteriormente.

Se asume que la formación y la adaptación a los procedimientos productivos correrán a cargo de la organización contratante, que modelará al candidato en función de sus necesidades y de su know-how (su saber hacer).

Es decir, las competencias puramente técnicas se desarrollarán o consolidarán durante el periodo de formación interna en la organización. Pero las habilidades laborales deben venir “de serie”. De ahí la importancia de un desarrollo temprano de estas competencias y habilidades altamente valoradas por las organizaciones.

Gran parte de estas habilidades laborales son las que conforman y determinan la empleabilidad de la persona. Además, son habilidades y competencias transversales, lo que supone que, una vez adquiridas, acompañan a la persona durante toda su trayectoria profesional, siendo fácil su adaptación a nuevos entornos laborales, donde solo variarán los requerimientos técnicos, pero se seguirán demandando las habilidades laborales.

Estas habilidades laborales, tan valoradas por el sistema productivo y las organizaciones, son denominadas en el argot de Recursos Humanos “soft skills” (habilidades blandas) en contraposición con las “hard skills” (habilidades duras), relativas a las competencias técnicas, relacionadas con el puesto, que posea el candidato.

En definitiva, las organizaciones empleadoras, en igualdad de condiciones en competencias técnicas, preferirá al candidato/a que posea estas “soft skills”, porque resultarán más efectivos, en el trabajo en grupo y en el individual.

En este sentido, las habilidades laborales forman parte de la “mochila laboral” de la persona, y de ahí la importancia de tomar conciencia del valor diferencial que implica poseer estas habilidades y, en consecuencia, la relevancia de la formación dirigida a la adquisición y consolidación de las mismas.

Aunque profundizamos en este artículo sobre las habilidades laborales demandadas por las organizaciones, a modo de presentación nos referimos a habilidades como las siguientes:

  • Actuar
  • Relacionarse
  • Reaccionar
  • Anticiparse
  • Analizar
  • Resolver
  • Decidir
  • Negociar
  • Innovar
  • Planificar
  • Convencer
  • Etc.

 

AUTO DIAGNÓSTICO SOBRE HABILIDADES LABORALES

¿Puedes asegurar que posees estas habilidades y que vas a ser capaz de aplicarlas en tu nuevo puesto de trabajo al nivel que tu empleador te va a demandar?

Piénsalo. Actualmente, apenas hay oportunidad de acceder a una formación específica sobre habilidades profesionales fuera de las organizaciones empleadoras que las demandan.

Por otra parte, es muy frecuente pensar que estas habilidades ya las poseemos, porque las hemos desarrollado sin esfuerzo en la familia, con los amigos, en los estudios…, sin darnos cuenta de que el entorno laboral y su nivel de exigencia es radicalmente diferente.

Tus conocimientos seguramente te capacitan técnicamente para poder incorporarte a un puesto de trabajo, pero es posible que hayas aparcado el desarrollo de algunas habilidades que vas a necesitar, “sí o sí”, para desempeñar con éxito tus actividades dentro de la organización, porque eso será lo que dicha organización espera de ti.

Como respuesta, este proyecto te va a permitir conocer y practicar aquellas habilidades y actitudes que con más probabilidad vas a necesitar en tu nuevo puesto de trabajo, sea cual sea la organización y el puesto del que hablemos.

Esto hará posible que cuentes con una ventaja competitiva frente a otros candidatos en el mercado laboral (podrás acreditarlo ante la organización empleadora) y te ayudará a afrontar tu proceso de integración en tu nuevo empleo con más seguridad.

¿Por qué le interesa a las organizaciones empleadoras contar contigo?

Porque aportas una preparación en habilidades profesionales que otros no tienen, una preparación que anticipa una más rápida integración en el puesto y un mejor desempeño.

Por ello, pueden reducir la inversión en formación que han de hacer en ti, y pueden profundizar directamente en el desarrollo de ciertas habilidades cuyos fundamentos, a diferencia de otros, ya conoces.

QUÉ TE OFRECEMOS

Para definir los contenidos que tratamos en la web, nos hemos basado en los modelos de competencias de empresas multinacionales de diferentes sectores (distribución, banca, automoción, entretenimiento, comunicaciones, etc.) y con políticas muy activas de desarrollo del talento.

De estos modelos hemos seleccionado aquellas competencias/habilidades más compartidas por todos ellos y susceptibles de ser más demandadas, a los nuevos empleados en sus etapas de integración y al nivel de responsabilidad esperado. Hablamos de competencias como:

  • Apertura, adaptación y gestión del cambio
  • Comunicación e influencia
  • Orientación y servicio al cliente
  • Energía, autocontrol y confianza
  • Creatividad e innovación
  • Iniciativa y anticipación
  • Trabajo en equipo
  • Análisis de problemas y toma de decisiones
  • Planificación y organización
  • Orientación a resultados

 

A partir de esta selección hemos elaborado materiales de apoyo para el desarrollo de habilidades profesionales que busca dar respuesta a esas necesidades o carencias que tú consideres prioritarias de cara a tu próximo puesto de trabajo.

Las principales líneas que trataremos son las siguientes:

a) Sin miedo al cambio
Desarrollo de las habilidades para afrontar cambios: anticipar, aceptar, reaccionar y actuar ante el cambio.

b) Comunicando e influyendo en los demás
Desarrollo de habilidades relacionales. Relaciones en mi equipo de trabajo.

c) Gestionando la relación con mis clientes
Desarrollo de habilidades de comunicación. Servicio, confianza y soluciones.

d) Afrontando compromisos exigentes
Desarrollo de habilidades de madurez profesional y responsabilidad

e) Innovando formas de alcanzar objetivos
Desarrollo de la creatividad orientada a la consecución de resultados

LA IMPORTANCIA DE LA FORMACIÓN PARA EL EMPLEO

La adquisición y consolidación de habilidades profesionales no debe dejar de lado la formación técnica adaptada a la ocupación que quieres desarrollar. En particular, la formación gratuita para desempleados es una magnífica opción para las personas desempleadas que desean mejorar sus posibilidades de encontrar y mantener un empleo de calidad. En estas acciones formativas, una línea transversal es el fomento de habilidades laborales para el entorno profesional, que se fortalecen y promueven durante toda la duración del programa formativo.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE, anteriormente INEM) programa cada año un catálogo de cursos de formación gratuitos para desempleados. Estos cursos, en la mayoría de los casos, se basan en Certificados de Profesionalidad, lo que garantiza la calidad de los contenidos y su adaptación a las demandas de las organizaciones empleadoras.

Cada Comunidad Autónoma, a través de los servicios públicos de empleo regionales, programa su propia relación de cursos de formación para desempleados, en coordinación con el SEPE.

Los Certificados de Profesionalidad están armonizados en todo el territorio nacional, lo que significa que cualquier curso basado en uno de ellos tendrá los mismos contenidos, programación y duración, con independencia de la Comunidad Autónoma donde se realicen.

Al finalizar un curso basado en Certificado de Profesionalidad, tienes la opción de solicitar el correspondiente certificado de la ocupación, que es el reconocimiento oficial de las competencias adquiridas.

La conjunción de formación técnica de calidad con el desarrollo de habilidades laborales es la combinación que mayores garantías ofrece de encontrar un empleo de calidad.